Inicio / De Buena Tinta / En Cuba el jazz también tiene nombre de mujer

NOTICIAS

En Cuba el jazz también tiene nombre de mujer

Por: Grisel Chirino Martínez
Fecha: 2015.02.19
Fuente: redaccion cmch

 Oriundo de Norteamérica, el jazz es hoy una de las sonoridades más ricas y sus elementos se mantienen vivos e inagotables, pues nuevas generaciones amplían su dimensión.

En este género brilla el talento del músico en la improvisación, y aunque ha conocido muchos rostros y modas, no se detiene en sus búsquedas auténticas, esas que parten de las esencias. Por eso no es de extrañar que la mujer cubana también haya incursionado a través del tiempo en la mágica atmósfera de este género.

Primero como vocalistas, que siempre las hubo en la corriente principal del jazz, pero ahora más que nunca se imponen las instrumentistas.

Los primeros ejemplos de la mujer cubana en el jazz se remontan a la década del 30 del pasado siglo cuando florecieron nuestras pioneras agrupaciones femeninas.

Entre estas, /Anacaona /y jazz band como /Orbe, Social, Hermanas Álvarez y Ensueño, /esta última la primera de todas.

Con el tiempo otras féminas incursionaron en el género, representadas por Delia Bravo, Doris de la Torre, Maggie Prior y la cantante lírica Ana Méndez, quien lo cultivó en su juventud.

Más adelante surgieron las hoy consagradas Mayra Caridad Valdés, Lucía Huergo y la agrupación femenina /Canela/, dirigida por Zoe Fuentes. Igual sucede con Bellita Expósito y su /Jazz Tumbatá/, escoltada por figuras y agrupaciones noveles que también derrochan talento como instrumentistas del género. Nos referimos a la baterista YISSI García y
a Daymé Arocena y su grupo ALAMI.

En 1932 surgió la más importante agrupación musical de mujeres en Cuba. Se trata de /Anacaona/, que comenzó como sexteto, luego se convirtió en jazz band y más tarde en sucesivas etapas adoptó otros formatos. Tres años después de su surgimiento la orquesta realizó su primera presentación internacional, con una gira por Puerto Rico y más tarde por
México en tres ocasiones.

Anacaona hoy. Foto tomada de Internet

Desde entonces hasta hoy, la orquesta /Anacaona/ ha llevado a los más diversos escenarios tanto la música cubana, como obras de géneros foráneos entre los que se incluye el jazz.

En las últimas décadas nuevas generaciones de instrumentistas integran /Anacaona/ como herederas de los atriles que dejaron las decanas. También ha crecido su repertorio, se han modificado sus coreografías y son más complicados sus arreglos y ejecuciones para repetir a la altura de los nuevos tiempos el éxito logrado en épocas pasadas.

Claro está, la actual /Anacaona/ cuenta con sólidas bases, pues todas sus integrantes son graduadas de nuestras escuelas de música y poseen amplio nivel técnico y dominio de sus instrumentos.

Juntas alcanzan la apoteosis jazzística cuando interpretan temas como KÍMBARA, pura invención afro antillana a la manera de /Anacaona/. Siempre hubo vocalistas en la corriente principal del género, pero ahora más que nunca se imponen las instrumentistas.

Al principio, solo era una pequeña figura en la batería de una gran orquesta. ¡Suena YISSI!… Decía la directora de /Anacaona/ y la joven le daba duro a las baquetas con la agilidad y destreza de una percusionista de grandes ligas. Así empezó a darse a conocer el nombre de la novel baterista YISSI García.

Aunque no pasó mucho tiempo para que empezara a ocupar un puesto en la primera fila del movimiento jazzístico cubano. YISSI es hija de Bernardo García, el baterista fundador de /Irakere/, pero en su caso la paciencia y el estudio fueron las mejores armas para triunfar en el terreno profesional del instrumento. Téngase en cuenta que muchos prefieren en
sus grupos a bateristas hombres, pues existe la polémica de la supuesta diferencia entre ellos y las féminas que tocan este instrumento.

Lo cierto es que YISSI García se valió de los festivales JOJAZZ para incluirse en la primera división entre los instrumentistas de la música cubana.

A partir de su segundo lugar en interpretación en 2006, la joven baterista comenzó a tocar con músicos como Bobby y Robertico Carcassés, Joaquín Betancourt, Yasek Manzano y Julito Padrón, entre otros.

El pasado año YISSI García obtuvo el primer lugar en el MASTER JAM FESTIVAL, concurso internacional donde resultaron finalistas cuarenta bateristas de 16 países.

Además de su trabajo con los grandes del jazz, la joven instrumentista cuenta con su propia banda, con la que se presenta habitualmente en el Café Miramar, La Zorra y El Cuervo y Los Jardines del Mella. En sus propuestas combinan el jazz con elementos del funk, el drums and bass, el latin jazz, la rumba y la conga.

Pero YISSI García también encuentra tiempo para trabajar con /Interactivo/, Alexis Bosch y Raúl Paz, pues se tomó muy en serio aquel grito de guerra que retumbaba en sus tiempos con /Anacaona/.

Cuando de mujeres en el jazz se trata, no menos impactante es la salida al escenario de Daymé Arocena y su grupo ALAMI.

Con ellas estamos en presencia de una agrupación vocal-instrumental femenina de pequeño formato que incluye piano, percusión, bajo y voz. Son cuatro muchachas que apuestan desde 2011 por el jazz latino, pues al decir de ellas ya era hora de cambiar la poca afluencia de las féminas al género.

Juntas también bautizaron la agrupación como ALAMI, vocablo yoruba que alude a las piedras hembras de las profundidades del mar, las cuales producen un sonido similar al canto de las sirenas.

La espontaneidad para incursionar en el jazz latino es el sello distintivo del grupo ALAMI, cuyas integrantes tienen poco más de veinte años. Su líder es Daymé Arocena, merecedora de menciones en los eventos Jojazz de 2011 y 2012.

Ella posee una voz peculiar que emplea a fondo para arropar el género de origen norteño con la herencia folclórica…Una propuesta que usted puede disfrutar todos los viernes a partir de las 9 de la noche en El Cortijo del Hotel Vedado, donde el jazz también tiene nombre de mujer.

Pianista, cantante y compositora es Lilia Expósito, más conocida por Bellita, una versátil artista que encarna los más altos valores de la mujer cubana en el jazz.

Sus estudios de piano lo realizó en el Conservatorio Amadeo Roldán y luego se graduó de Musicología en el Instituto Superior de Arte, donde también trabaja como profesora.

Bellita Expósito fue tecladista de los grupos /Mezcla, Manguaré/ y /Zarabanda /hasta que creó su propia agrupación para insertarse en los terrenos del jazz.

Grupo escueto, pero prolífero, JAZZ TUMBATÁ está enraizado en la vertiente afrocubana del género. Desde su primer disco, nominado al Grammy en 1998, se supo bien de las iniciativas musicales de Bellita y de la riqueza interpretativa de sus compañeros de agrupación, todos
notables músicos.

Su versión de /Que te importa que te ame/ y /Bellita pilón/, este último de su propia autoría, destacan por su muy personal manera de fusionar nuestros ritmos con el jazz.

Tan combativa en la reivindicación del género, Bellita Expósito organizó el Primer Encuentro de Mujeres Jazzistas en Cuba, certamen donde se debatió sobre los aportes de nuestras féminas en el Latin Jazz.

Con Bellita no solo la mujer es certera protagonista, sino que el jazz tiene su sabor. Ella junto a /Anacaona/, YISSI García y las muchachas de ALAMI, entre otras nos confirma lo que todos ya sabíamos: la presencia fecunda de la mujer cubana en esa expresión musical nacida en Estados Unidos y enriquecida en nuestra tierra.

Regresar a noticias

Lo más leído de la semana