Inicio / De Buena Tinta / Eduardo Sandoval, tiene usted el camino abierto

NOTICIAS

Eduardo Sandoval, tiene usted el camino abierto

Por: Ernesto Cuní
Fecha: 2017.06.20
Fuente: Uneac

Equilibrio en la selección de los temas, integración de varios géneros de la música cubana y virtuosismo en la interpretación del trombón, son apenas algunas de las cualidades que se destacan en el disco *Caminos abiertos*, editado bajo el sello discográfico EGREM (Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales) y autoría del joven músico cubano Eduardo Sandoval, quien puso a consideración del público varios números de ese fonograma en la Pérgola del Pabellón Cuba.

El CD es el primero en la producción musical de Sandoval y con este concierto el destacado instrumentista inicia una serie de encuentros con el auditorio musical del país para dar a conocer el mismo, “tengo previsto todas las presentaciones posibles en base a la promoción de este primer disco, para mí es algo bien lindo lo que traté de lograr, gracias a los integrantes de mi grupo y las personas e instituciones que colaboraron, entre ellos, la Asociación Hermanos Saín (AHS) y la EGREM”, dijo.

El disco es resultado de la premiación de un concurso convocado por la AHS y que le diera al músico la beca El reino de este mundo, la cual concede sufragio económico para la grabación de un demo que luego la EGREM se interesó en licenciar.

La línea temática del CD —compuesto por nueve temas— abarca un diapasón amplio, aunque sobresale el latín jazz y algunos géneros de la música cubana, “tiene un poco de todo, trato de rescatar los ritmos cubanos, sobre todo, el bolero y el danzón, también un poco de música del lado de allá, por eso el latín jazz”, dijo a este reportero.

En la grabación comparte con él varias luminarias de la música cubana, entre ellos, Beatriz Márquez, La Musicalísima, Osaín del Monte, Alejandro Falcón, Michel Herrera, Emilio Frías y otros.

Llama la atención los tumbaos que logra con el trombón en solos de altos quilates y muy particulares en algunos números que hacen bailar al más de los estancos mortales; en ocasiones es todo lo contrario: vuelca todo el sentimiento en un trombón meloso y armónico, que llega a “filinear” por momentos, dando un sonido dulce y brilloso a la música.

Sandoval es director y líder de su joven agrupación. Siendo figura principal, Sandoval da protagonismo al resto de los integrantes y comparte los solos entre todos los músicos, algo que me produjo extrañeza. Independientemente de que en algunos géneros, como el jazz,
es necesario subrayar determinados instrumentos —a la manera de descarga—, por lo que se hacen presentes los solos, destaca esa especie de altruismo o solidaridad en el joven director con los miembros de su grupo, “me gusta que todo el mundo se destaque, al destacarse ellos, más brilla el grupo y más química existe”, comentó.

El trombón es voz principal en varios de los temas, el resto de los instrumentos van en función de este aunque, como señalé antes, todos tienen su momento de brillo.

Ha dicho en algún momento Sandoval que su guía espiritual en la música es el desaparecido trombonista cubano Juan Pablo Torres y esa influencia se puede apreciar en los arreglos y la manera de concebir los números, aunque él ponga lo suyo, muy particularmente.

Bien por este joven músico que aposta por el jazz y, dentro de este, la imbricación con la música cubana, digno de destacar cuando un sector significativo de los jóvenes instrumentistas de la actualidad se apega a la fusión y la timba. Ubica en sus perspectivas inmediatas la aceptación del público de esta entrega, “espero que todo el mundo le guste el disco y se identifique con él”, concluyó.

Regresar a noticias

Lo más leído de la semana