Inicio / De Buena Tinta / RAY LEMA

NOTICIAS

RAY LEMA

Fecha: 2018.01.12
Fuente: Redacción Espíritu del Sur

 Ray Lema es considerado uno de los artistas más creativos de África y del mundo. A lo largo de su carrera ha pasado desde los enclaves tribales del Zaire (hoy Republica Democrática del Congo) a las electrizantes calles de Europa y ha conseguido su grandeza artística llevando a cabo eclécticos proyectos y algunas de las mejores grabaciones de la música africana.
 
“El Jazz no es solo un tipo de música, es una actitud” Esta frase de Miles Davis la aplica Ray Lema a su manera de interpretar el Jazz. Ray lema no se considera un Jazzman, prefiere destacar su trabajo como compositor con una escritura musical muy singular, practicando un Jazz práctico, personal y desinhibido, que no trata de imitar a los músicos americanos.

Ray Lema es considerado uno de los artistas más creativos de África y del mundo. A lo largo de su carrera ha pasado desde los enclaves tribales del Zaire (hoy Republica Democrática del Congo) a las electrizantes calles de Europa y ha conseguido su grandeza artística
llevando a cabo eclécticos proyectos y algunas de las mejores grabaciones de la música africana.

      Sobre Ray Lema

Ray Lema es considerado como uno de los artistas más innovadores y creativos de África y del mundo. Durante su carrera ha pasado de los enclaves tribales del Zaire (ahora República Democrática del Congo) a las calles electrizantes de Europa. Ha sido un camino tumultuoso durante el cual Lema ha consolidado su grandeza artística llevando a cabo algunas de las mejores grabaciones de la música africana. Si atendiéramos solamente a la primera etapa de su carrera como músico, nos resultaría bastante complicado adivinar que Lema acabaría siendo un  innovador de tal magnitud.

Lema nació en Zaire, en el año 1946. Estudió piano clásico en un seminario en Kinshasa. Cada domingo tocaba el órgano en la iglesia y eligió para su primer concierto la sonata Claro de Luna de Beethoven. A partir de entonces comenzó a interesarse en las músicas populares.

Empezó a tocar en los bares de Kinshasa como teclista acompañante de artistas de la talla de Tabu Ley Rochereau, Abeti y Papa Wemba. También tocaba la guitarra y, aunque era un buen intérprete de los estilos de rumba que habían desarrollado a la perfección sus legendarios compatriotas Franco y Dr. Nico, sentía una atracción especial por el rock, en particular por el que hacían Jimi Hendrix, Los Beatles y Eric Clapton. Lema abandonó entonces sus estudios clásicos para dedicarse a otros ritmos como rumba y soukoul.

Lema fue objeto de críticas debido a sus tendencias musicales. El ambiente musical en su país era un poco conservador: por un lado estaba el academicismo de las escuelas y por otro la rumba y el soukous que se tocaban en los bares. Su interés por la música trascendía las fronteras de su país. Tenía una visión global y multicultural que contemplaba otras influencias.

En 1974 el gobierno encargó a Lema la creación del ballet nacional zaireño. Lema, que era un musicólogo devoto, inició entonces sus investigaciones en la música y danzas tradicionales de las más de 250 etnias del Zaire. Viajó por los campos recogiendo ritmos y profundizando
en la diversidad de la música de su país. Eligió a los mejores bailarines y músicos para el ballet nacional y se labró una reputación como experto en música zaireña.

Unos años más tarde Lema formó la banda Ya Tupas, que fue uno de los primeros grupos auténticos de fusión de su generación. El primer trabajo discográfico, que contenía las diversas influencias de Lema, le hizo ganar varios premios y le permitió irse de gira a USA. Allí tuvo la oportunidad de estudiar otros estilos como el R&B, soul, funk y jazz desarrollando aún más su “cocktail multicultural”.  De hecho Lema acabaría por establecerse temporalmente en Washington D.C. En 1979 la fundación Rockefeller le concedió una beca para tocar en USA, donde el había decidido permanecer algunos años para estudiar el mestizaje musical. Allí grabó su primer álbum en solitario en el año 1982. Koteja fue lanzado con gran éxito por el sello con sede en París Celluloid.

Finalmente Lema se trasladó a Europa, estableciéndose primero en Bruselas y después en París, lugar en el que ha permanecido desde entonces. Tomó parte en la escena de Músicas del Mundo europea y grabó con artistas de pop como Stewart Copeland del grupo The Police. La discografía de Lema aumentó incluyendo algunas de las mas inventivas y experimentales grabaciones jamás hechas por un artista africano. Incluso llegó a cosechar algunos éxitos moderados en USA a través de Mango en la década de los 80. Desde entonces ha tocado junto a innumerables artistas como Manu Dibango, the Mahotella Queens, y Courtney Pine.

Su proyecto de “Las Voces Búlgaras” de 1992 significó la culminación de años de estudio y experimentación. Lema ha cimentado la fama de ser uno de los artistas “Afro-Pop” más importantes, y a pesar de adentrarse en formas de jazz y pop, siempre ha mantenido algún tipo de vínculo con la tradición africana.

La unión de África y Bulgaria significó una empresa atrevida incluso para Lema. A fin de asegurar el éxito del proyecto, Lema contó con la colaboración del reputado compositor y director de coro búlgaro, profesor Stefanov. La magia de este trabajo consistió en que destacaban las similitudes existentes entre los dos estilos. Simboliza la unidad de
la raza humana por encima de todo y sustenta claramente la idea de que la interacción y cooperación cultural puede dar lugar a resultados muy satisfactorios. Las voces de Bulgaria del Ensemble Pirin alcanzaron la popularidad en toda Europa. A este proyecto le han seguido otros igualmente interesantes como el llamado Gnaoua en el que trabajó con una banda tradicional marroquí llamada Tyou Gnaoua, de Essaouira, mezclando los sonidos gnawas con los ritmos y voces congoleñas de sus orígenes, o con la Orchestre de Chambre de Sundswall en Suecia o en Brasil con el cantante y compositor Chico César y más recientemente como solista invitado de la Orquesta de Jazz Sinfónica de Sao Paulo. Compone para el cine y el teatro y colabora regularmente con Jean-Luis Martinelli para el cual firma la banda sonora de varias piezas: Medée (Gran Prix de la Critique pour la Musique), Ithaque y “Une Nuit á la présidenc”.

En el 2004 Lema recuperó su carrera  produciéndose con “piano solo”, mezclando el jazz con influencias clásicas y ritmos africanos. Hasta el 2007 no salió su nuevo álbum “Paradox” con canciones en inglés y francés acompañados de vibrantes instrumentos. En este álbum Lema rinde tributo al gran cantante francés Claude Nougaro así como al malines Ali Farka Toure, dos músicos y amigos que tanto influyeron en su carrera.

La rumba africana ha hecho bailar a todo el continente durante más de 50 años. Su álbum “Saka Saka” (2009) presenta a la Saka Saka Band con Ray Lema transmitiendo sus experiencias a expertos músicos, bailarines y cantantes y nos traslada a la ribera del río Congo en Kinshasa, la ciudad que no duerme, donde la música y el baile reinan en la noche.

”La música es un juego social donde cada miembro de la tribu tiene su propio espacio”, y continua diciendo Lema, ” y es ese el propósito del juego, encontrar el lugar de uno en la sociedad”.

Lema reconoce que vivimos en un mundo cada vez más cosmopolita en el que las fronteras se desintegran, razón por la cual las claras diferencias de identidad son más difíciles de establecer. No obstante, él intenta mediante su música definir su espacio dentro de este mundo complejo. De esta manera nos invita a conocer las posibilidades de la música creando
una nueva esperanza para el futuro.

Siempre abierto a nuevos encuentros, lo encontramos compartiendo el escenario con orquestas como la Sinfónica de Jazz de San Pablo (Brasil), la Orquesta de la Universidad de Brest (Francia), la orquesta sinfónica de Wuhan (China) o con la Orquesta Sinfónica de Bahía Salvador bajo la dirección del Maestro Carlos Prazeres.

Ha recibido números premios y distinciones por el conjunto de su carrera entre las que destaca el Django d’Or y el Grand Prix Charles Cros de la Musique 2013.

La educación musical en África sigue siendo una de sus prioridades, promotor y defensor de la Universidad de música africana – UMA, Ray Lema  está luchando por el establecimiento de una escuela de música panafricana superior en África. Es también el portavoz del Proyecto de
Historia General de la UNESCO África cuyo contenido simplificado servirá como base pedagógica a las escuelas primarias y secundarias de África.

En concierto, Ray Lema se produce en *piano solo*,  *en quinteto –* la formación de su disco, “VSNP- Very Especial New Production (lanzado en enero de 2013 con el que fue reconocido con el Grand Prix Charles Cros 2013) y de su último disco HEADBUG (fecha lanzamiento Abril 2016) -,  o en una formación de *trío vocal* con Fredy Massamba y Ballou Canta, acompañado a la guitarra acústica por Rodrigo Viana, que es el proyecto Nzimbu.
 

*Proyectos:*

*_Ray Lema piano solo_*

*_Ray Lema quintet – album “Headbug” _**(fecha lanzamiento: abril 2016)*

Ray Lema/piano, Gilles Coquard/bajos, Irving Acao/saxo, Sylvain Gontard/trompeta, Nicolas Viccaro/bateria

*/“El jazz no es una música, es una actitud/*”: es una frase de Miles Davis que Ray Lema hace suya, porque corresponde a la forma en que él aborda la práctica del jazz. Ray Lema no se considera un “jazzman”, prefiere mostrar su trabajo como compositor, en una escritura singular, a través de la práctica de un jazz sin complejos y personal, que no busca imitar a los americanos. Una música que se mueve por el espíritu de grupo, donde la fraternidad y el entendimiento están al servicio de un discurso creativo e imaginativo. Un grupo coherente, donde cada músico escucha al otro y toca con el otro, en el más amplio sentido. Una tribu unidad, donde el bajo y la batería construyen los fundamentos, el piano, los ornamentos indispensables y donde el saxofón y la trompeta se mueven en envolventes lirismo dentro de obstinados contra-cantos simultáneos. Una formación donde la música circula libremente, pero en una dirección precisa, guiada por la energía, el sentido de la melodía y una sutil búsqueda armónica. Composiciones originales escritas para un quinteto excepcional y multicultural que, cuatro años después de un primer ensayo concluyente, (VSNP) vuelve con fuerza y estrépito al ámbito de los grandes del jazz.

Si “Headbug” significa “toma de conciencia” no es para calificar el conjunto de este álbum fluido limpio y notablemente bien construido, sino únicamente el título epónimo que abre el disco, donde Ray Lema ha “tomado conciencia” efectivamente para encontrar una estructura armónica coherente y eficaz para magnificarlo y hacerlo particularmente dinámico.  Una entrada en materia ejemplar que se prolonga a lo largo de este álbum rico y variado, donde el afro-beat irresistiblemente bailable, puede dar lugar a bellas melodías bajo forma de lánguidas baladas sensibles (NaabUlagaresh), Un jazz africano lleno de ritmos acrobáticos, que se divierte haciendo guiños a Brasil, a través de una lectura muy original de “Samba De Uma Nota So” de Jobim y una composición insólita donde se funde funk y samba: “Mira”. Un jazz denso y múltiple que une el ritmo afrocubano con la canción francesa (Mon Bel Amour) y que rinde un bello homenaje al mayor, al gran hermano, al “morabito” de la música africana: Mr. Manu Dibango, impresionante (e inesperado) a la marimba en “No Hiding”.

Headburg” propulsa el jazz hexagonal fuera de senderos trillados, hacia orillas con formas y colores musicales raramente explorados, hacia un viaje por paisajes lujuriosos y frondosos, donde la energía bordea la poesía en el mejor de los mundos.

*Lionel Eskenazi.*

 *_Ray Lema “Nzimbu project”_*

Ray Lema (voz, piano, guitarra), Ballou Canta (voz), Fredy Massamba (voz), Rodrigo Viana (guitarra acustica)

La pureza de las voces combinadas con el piano y las guitarras, una formula sencilla pero maravillosa, construyen un puente entre las canciones tradicionales del Congo y el estilo urbano. Este nuevo proyecto musical del mago Ray Lema presenta una formula muy acústica en la que se rodea de sus cómplices y compañeros vocalistas Fredy Massamba  y Balou Canta, acompañados por el joven y brillante guitarrista Rodrigo Viana. La salida del álbum está prevista para principios del 2015

Regresar a noticias

Lo más leído de la semana

XXX Festival Jazz Plaza 2014. Concierto Roberto Fonseca Teatro Mella

Más del evento